miércoles, 30 de diciembre de 2009

PARA VIVIR UN 2010 MEJOR: ¡REGÁLESE SALUD! COMIENCE SU PSICOANÁLISIS


Para vivir mejor el año 2010, no lo piense más, comience su psicoanálisis. Este año puede cumplir su deseo.

Y si lo hace antes del día de Reyes, podrá disfrutar de 4 sesiones de psicoanálisis mensuales por 150 euros al mes durante el primer año.

Regálese salud.
Porque sólo con salud se goza del amor y del dinero.

Solicite información en: Tfno: 91.8259854. Móvil: 664.222.008. virginia.valdominos@gmail.com. Atención presencial, telefónica y online (Skype, Messenger)

www.virginiavaldominos.com

miércoles, 23 de diciembre de 2009

¡FELIZ NAVIDAD!


Abismos imposibles, Miguel Oscar Menassa



FEDERICO GARCÍA LORGA
España, 1898

NAVIDAD EN EL HUDSON

¡Esa esponja gris!
Ese marinero recién degollado.
Ese río grande.
Esa brisa de límites oscuros.
Ese filo, amor, ese filo.
Estaban los cuatro marineros luchando con el mundo con el mundo
de aristas que ven todos los ojos,
con el mundo que no se puede recorrer sin caballos.
Estaban uno, cien, mil marineros
luchando con el mundo de las agudas velocidades,
sin enterarse de que el mundo estaba solo por el cielo.

El mundo solo por el cielo solo.
Son las colinas de martillos y el triunfo de la hierba espesa.
Son los vivísimos hormigueros y las monedas en el fango.
El mundo solo por el cielo solo
y el aire a la salida de todas las aldeas.

Cantaba la lombriz el terror de la rueda
y el marinero degollado
cantaba el oso de agua que lo había de estrechar
y todos cantaban aleluya,
aleluya. Cielo desierto.
Es lo mismo, ¡lo mismo!, aleluya.
He pasado toda la noche en los andamios de los arrabales
dejándome la sangre por la escayola de los proyectos,
ayudando a los marineros a recoger las velas desgarradas.
Y estoy con las manos vacías en el rumor de la desembocadura.
No importa que cada minuto
un niño de nueve años agite sus ramitos de venas,
ni que el parto de la víbora, desatado bajo las ramas,
calme la sed de sangre de los que miran el desnudo.
Lo que importa es esto: hueco. Mundo solo. Desembocadura.
Alba no. Fábula inerte.
Sólo esto: Desembocadura.
¡Oh esponja mía gris!
¡Oh cuello mío recién degollado!
¡Oh río grande mío!
¡Oh brisa mía de límites que no son míos!
¡Oh filo de mi amor, oh hiriente filo!



SAN JUAN DE LA CRUZ
España, 1542


ROMANCE 8

Prosigue la misma materia

Entonces llamó a un arcángel,
que San Gabriel se decía,
y enviólo a una doncella
que se llamaba María,
de cuyo consentimiento
el misterio se hacía;
en la cual la Trinidad
de carne al Verbo vestía.
Y aunque tres hacen la obra,
en el uno se hacía;
y quedó el Verbo encarnado
en el vientre de María.
Y el que tenía sólo Padre,
ya también Madre tenía,
aunque no como cualquiera
que de varón concebía;
que de las entrañas de ella
él su carne recibía:
por lo cual Hijo de Dios
y del hombre se decía.

ROMANCE 9

Del nacimiento

Ya que era llegado el tiempo
en que de nacer había,
así como desposado
de su tálamo salía,

abrazado con su esposa,
que en sus brazos la traía,
al cual la agraciada Madre
en un pesebre ponía,

entre unos animales
que a la sazón allí había:
los hombres decían cantares,
los ángeles melodía,

festejando el desposorio
que entre tales dos había:
pero Dios en el pesebre
allí lloraba y gemía,

que eran joyas que la esposa
al desposorio traía;
y la Madre estaba en pasmo
de que tal trueque veía;

el llanto del hombre en Dios,
y en el hombre la alegría,
lo cual del uno y del otro
tan ajeno ser solía.



FERNANDO PESSOA
Portugal, 1888

NAVIDAD

Nace un dios. Otros mueren. La Verdad
No vino ni se fue: el Error cambió.
Tenemos ahora otra Eternidad,
Y era siempre mejor lo que pasó.
Ciega, la Ciencia la inútil gleba labra.
Loca, la Fe vive el sueño de su culto.
Un nuevo dios es sólo una palabra.
No busques ni creas más: todo es oculto.

viernes, 11 de diciembre de 2009

TODO SE PRODUCE, HASTA EL PROPIO YO


"El oro del azul del cielo". Joan Miró.

En condiciones normales, nada nos parece tan seguro como la sensación de nuestra mismidad, de nuestro propio yo. Se nos presenta como algo independiente, unitario, bien demarcado frente a todo lo demás. Pero la investigación psicoanalítica nos demuestra que esa apariencia es engañosa: el yo se continúa hacia dentro, sin límites precisos, con una entidad psíquica inconsciente que llamamos “ello” y a la cual sirve como de fachada. Pero por lo menos, hacia el exterior, parece que el yo mantiene sus límites claros y precisos.

Sin embargo, observamos que existen algunos estados en que esos límites se pierden. Uno de estos estados, que no podemos calificar de patológico es el enamoramiento: el límite entre el yo y el objeto amoroso amenaza con esfumarse. El enamorado afirma que yo y tú son uno, y está dispuesto a comportarse como si realmente así fuera. Pero también pueden presentarse estados patológicos en los que la demarcación del yo frente al mundo exterior se muestra incierta o donde esos límites incluso llegan a confundirse. Por ejemplo casos en los que partes del propio cuerpo se viven como si fueran extraños y no pertenecieran al yo, o componentes del propio psiquismo: percepciones, pensamientos, sentimientos. O casos en los que se atribuye al mundo exterior lo que a todas luces procede del yo (como por ejemplo en los celos proyectados, nacen de la culpa de la propia infidelidad o del temor de cometerla). El que este sentimiento yoico esté sujeto a trastornos, nos demuestra que los límites del yo con el mundo exterior no son inmutables.

Pero este sentido yoico del adulto no ha sido así desde el principio, sino que ha sufrido una evolución.

El lactante, no diferencia su yo de un mundo exterior, como fuente de las sensaciones que le llegan. Será gradualmente que lo va aprendiendo por influencia de diversos estímulos. Se va a ir dando cuenta de que hay algunas fuentes de excitación- que después reconocerá como los órganos de su propio cuerpo- que le provocan sensaciones en cualquier momento, mientras que otras se le apartan temporalmente como la más anhelada por él, el seno materno, a la que ha de atraer mediante el llanto. Así empieza a diferenciar entre el yo y un objeto que se encuentra afuera y que para que aparezca hay que realizar una acción particular. Otro de los estímulos que le hace darse cuenta de que existe un afuera serán las sensaciones de dolor y displacer que tiende a evitar.

El sujeto psíquico, desde su nacimiento, se rige por un principio, el Principio de placer que le impone al sujeto la tendencia a conseguir lo que fantasea sin realizar trabajo alguno. Es una tendencia a lo inanimado, a un estado de tensión cero, a evitar cualquier displacer o aplazamiento de la satisfacción de sus necesidades que la realidad le imponga. Afortunadamente, el aparato psíquico también necesita de otro principio para su funcionamiento, el Principio de realidad, una instancia que le señala los límites y que trabaja con el deseo. Si sólo existiera el principio del placer el sujeto alucinaría comer y esperaría a que se satisfaga su necesidad sin realizar acción alguna. Se moriría.

Surge así la tendencia a disociar del yo todo aquello que pueda convertirse en fuente de displacer, a expulsarlo de sí, a formar un yo puramente hedónico, placiente que se enfrentaría con un “no-yo”, con un “afuera” ajeno y amenzante.

Después la experiencia hará que se produzcan reajustes en estos límites, porque gran parte de lo que uno no quisiera abandonar porque produce placer no pertenece al yo, sino a los objetos. Y al contrario, muchos de los sufrimientos de los que uno pretende desembarazarse resultan ser inseparables del yo, son de procedencia interna.

Cuando el yo, para defenderse de los estímulos displacientes de su interior utilice los mismos métodos que le sirven contra el displacer externo, se producirán importantes trastornos patológicos.

Virginia Valdominos.

jueves, 3 de diciembre de 2009

LA DOCTORA ALEJANDRA MENASSA CERRÓ EL CICLO "PSICOANÁLISIS Y SOCIEDAD" EN LA UNIVERSIDAD DE ALCALÁ DE HENARES


El pasado miércoles 2 de diciembre concluyó el ciclo de conferencias “Psicoanálisis y Sociedad” celebrado en la Universidad de Alcalá. La encargada de cerrar el ciclo fue la Doctora Alejandra Menassa, Médico y Psicoanalista del Grupo Cero y Directora del Departamento de Medicina Psicosomática del mismo Grupo. La Doctora nos habló de la importancia del Psicoanálisis para la Biología y la Medicina y atendió las apasionadas preguntas y comentarios que los estudiantes de la universidad pusieron de manifiesto. Entre ellos se encontraban estudiantes de Medicina, Enfermería, Biología, Farmacia, etc. Fue una magnífica oportunidad para la reflexión y la discusión entre los futuros profesionales de la salud española.





miércoles, 25 de noviembre de 2009

LA MUERTE DEL HOMBRE (Miguel Menassa)


"Puentes invisibles". Miguel Oscar Menassa.


LA MUERTE DEL HOMBRE

Es otra vez de noche
y en general
la casa duerme.

Una voz en la radio
dice últimas palabras.
Me entretengo con el humo
y me ocurren mil fantasías
y ninguna tiene que ver
con recostarme
tranquilamente en la cama
y dormir.

Entre tantos papeles
terminaré siendo un escritor
y fijo mi mirada en la lejanía
y dejo que la historia del hombre
irrumpa
con la violencia de su sino
mi noche.

Enciendo cigarrillos a mansalva
uno detrás de otro como si fueran
centelleantes granadas contra los opresores.

Desde hace millones de años
el hombre vive de rodillas.

Las granadas estallan en mi rostro.

Primitivas presencias
pueblan mi noche de salvajes ritos.

Ceremonias donde la muerte
siempre es una canción
sublime y misteriosa.
Bestias indomables
semejantes al hombre
por la torpeza
de sus movimientos
danzan a mi alrededor
iracundos
silvestres.

En un mal castellano
me dicen que su jefe
quiere charlar conmigo.

Sentado en mi cama escribiendo
pido que dejen de rugir tambores
que cese la danza
que me dejen escribir este poema.

El hombre tiene hambre y sed desde milenios.

Somos ese hombre hambriento y sediento poeta
cantad con nosotros:
Venimos de la Mesopotamia
y del Caribe
y buscando la perfección hemos llegado
hasta los mundos que se esconden
por encima del cielo
y no hemos encontrado nada.

Siempre hay un hombre que tiene hambre.
Siempre hay un hombre que se muere de sed.

Aquí mismo poeta
en tu casa
anidan el opresor y el oprimtdo.

Sentado sobre mi cama escribiendo
les digo a los salvajes
que ya es noche tarde
que por favor dejen de danzar
que necesito
hundirme entre las letras
mi hambre
mi única sed.

Dejaron de danzar
y el que se destacaba
por su tremenda humanidad
me fulminó con su mirada.

¿Quién es más cruel?
Poeta
¿Quién más salvaje?
El que muere peleando
por un trozo de pan
o el que no muere nunca.
Quién producirá el exterminio
poeta.
Mis armas o tus versos.

Y ahora poeta deja la pluma
echa a andar y piensa.

Sentado sobre mi cama
escribiendo
le digo al salvaje
que no quiero irme de mi pieza
y que siempre supe que pensar
no era necesario y que deseo
es la última vez que se lo digo
seguir escribiendo este poema.

Antes de continuar me detengo
en la inteligencia del salvaje:
habla bien y mientras habla
deja escapar entre las palabras
el aliento
para que todo suene vital
desgarrador.

Yo soy el hombre
grita la bestia encadenada
y tú poeta ¿eres el hombre?
Escribir para quién
dónde los amigos
y dónde los enemigos.

Dime poeta
¿tu canto
necesita del futuro
para ser?
Ese poema que escribes
contra todo
a quién le servirá.

A ver poeta un verso
que me diga ahora mismo
¿qué es el hombre?

Sentado sobre mi cama escribiendo
me doy cuenta
que la inteligencia del salvaje
terminará quemando
todos mis papeles escritos
en esa hoguera
que fueron construyendo
a mi alrededor
sus palabras.

Dejo de escribir
lo miro fijamente a los ojos
y murmuro sus propias palabras
en un solo verso un hombre
en un solo verso un hombre
y me decido a escribir ese verso.

Sostengo con mi mirada
la mirada del salvaje
y con rápidos movimientos
tomo la ametralladora
y disparo varias ráfagas
sobre el cuerpo del salvaje
que con los ojos desorbitados
por el asombro
cae
para morir y desaparecer.

Sentado sobre mi cama escribo ahora
con la seguridad
de quien ha llegado a la cima:

Un poeta asesinó su hombre
para escribir este poema
y eso
es un hombre.

Miguel O. Menassa
31 de Diciembre de 1976

miércoles, 18 de noviembre de 2009

EL PSICOANALISIS A PIE DE UNIVERSIDAD







El pasado miércoles 11 de Noviembre tuvo lugar la conferencia “El malestar en la cultura” del ciclo “Psicoanálisis y sociedad” que se viene impartiendo en la Universidad de Alcalá de Henares- Facultad de Enfermería. Después de la exposición – a cargo de Sergio Aparicio (médico psicoanalista)- se abrió un intenso debate con preguntas y reflexiones que a veces sorprendían a quienes las formulaban: Un alumno expresaba “esto no lo entiendo…o quizá es demasiado revolucionario para mi”. Otra alumna decía “lo de ser inconscientes es quizá porque no queremos saber nada de eso”
Fue una experiencia del efecto que genera el psicoanálisis: La inteligencia se construye, el deseo en la cultura es posible, y los estudiantes universitarios son jóvenes despiertos cuando se les propone una ciencia con la dimensión de lo humano.
Próximas conferencias:

- Miércoles 18 de Noviembre
EL PORQUÉ DE LA GUERRA
Magdalena Salamanca (Psicoanalista)

- Miércoles 25 de Noviembre
INTERÉS DEL PSICOANÁLISIS PARA LA PSICOLOGÍA, LA FILOLOGÍA, LA FILOSOFÍA, LA PEDAGOGÍA Y LA SOCIOLOGÍA
Manuel Menassa (Psicólogo y Psicoanalista)

- Miércoles 2 de Diciembre
INTERÉS DEL PSICOANÁLISIS PARA LA BIOLOGÍA Y LA MEDICINA
Alejandra Menassa (Médico y Psicoanalista)



Versión de Sergio Aparicio Erroz

jueves, 12 de noviembre de 2009

LA VIDA ES SUEÑO- CALDERÓN DE LA BARCA (España, 1600)




LA VIDA ES SUEÑO
(FRAGMENTO)

¡Ay mísero de mí! ¡Ay infeliz!

Apurar, cielos, pretendo,
ya que me tratáis así,
qué delito cometí
contra vosotros naciendo;
aunque si nací, ya entiendo
qué delito he cometido:
bastante causa ha tenido
vuestra justicia y rigor,
pues el delito mayor
del hombre es haber nacido.

Sólo quisiera saber
para apurar mis desvelos
(dejando a una parte, cielos,
el delito del nacer),
¿qué más os pude ofender
para castigarme más?
¿No nacieron los demás?
Pues si los demás nacieron,
¿qué privilegios tuvieron
que no yo gocé jamás?

Nace el ave, y con las galas
que le dan belleza suma,
apenas es flor de pluma,
o ramillete con alas,
cuando las etéreas salas
corta con velocidad,
negándose a la piedad
del nido que deja en calma;
¿y teniendo yo más alma,
tengo menos libertad?

Nace el bruto, y con la piel
que dibujan manchas bellas,
apenas signo es de estrellas
(gracias al docto pincel),
cuando, atrevido y cruel,
la humana necesidad
le enseña a tener crueldad,
monstruo de su laberinto:
¿y yo con mejor instinto
tengo menos libertad?

Nace el pez, que no respira,
aborto de ovas y lamas,
y apenas bajel de escamas
sobre las ondas se mira,
cuando a todas partes gira,
midiendo la inmensidad
de tanta capacidad
como le da el centro frío:
¿y yo, con más albedrío,
tengo menos libertad?

Nace el arroyo, culebra
que entre flores se desata,
y apenas, sierpe de plata,
entre las flores se quiebra,
cuando, músico, celebra
de los cielos la piedad,
que le dan la majestad
del campo abierto a su huida:
¿y teniendo yo más vida
tengo menos libertad?

En llegando a esta pasión,
un volcán, un Etna hecho,
quisiera sacar del pecho
pedazos del corazón.
¿Qué ley, justicia o razón,
negar a los hombres sabe
privilegio tan suave
excepción tan principal,
que Dios le ha dado a un cristal,
a un pez, a un bruto y a un ave?

...

¿Que quizá soñando estoy,
aunque despierto me veo?
No sueño, pues toco y creo
lo que he sido y lo que soy.
Y aunque ahora te arrepientas,
poco remedio tendrás;
sé quién soy, y no podrás,
aunque suspires y sientas,
quitarme el haber nacido
de esta corona heredero;
y si me viste primero
a las prisiones rendido,
fue porque ignoré quién era;
pero ya informado estoy
de quién soy, y sé que soy
un compuesto de hombre y fiera.
...

Es verdad; pues reprimamos
esta fiera condición,
esta furia, esta ambición,
por si alguna vez soñamos;
y sí haremos, pues estamos
en mundo tan singular,
que el vivir sólo es soñar;
y la experiencia me enseña
que el hombre que vive, sueña
lo que es, hasta despertar.

Sueña el rey que es rey, y vive
con este engaño mandando,
disponiendo y gobernando;
y este aplauso, que recibe
prestado, en el viento escribe,
y en cenizas le convierte
la muerte, (¡desdicha fuerte!);
¿que hay quien intente reinar,
viendo que ha de despertar
en el sueño de la muerte?

Sueña el rico en su riqueza,
que más cuidados le ofrece;
sueña el pobre que padece
su miseria y su pobreza;
sueña el que a medrar empieza,
sueña el que afana y pretende,
sueña el que agravia y ofende,
y en el mundo, en conclusión,
todos sueñan lo que son,
aunque ninguno lo entiende.

Yo sueño que estoy aquí
de estas prisiones cargado,
y soñé que en otro estado
más lisonjero me vi.
¿Qué es la vida? Un frenesí.
¿Qué es la vida? Una ilusión,
una sombra, una ficción,
y el mayor bien es pequeño;
que toda la vida es sueño,
y los sueños, sueños son.

jueves, 5 de noviembre de 2009

COMIENZA EL CICLO “PSICOANÁLISIS Y SOCIEDAD” EN LA UNIVERSIDAD DE ALCALÁ DE HENARES CON RECORD DE ASISTENCIA





El pasado miércoles día 4 de noviembre se celebró en la Escuela de Enfermería y Fisioterapia de la UAH la sesión de apertura del ciclo de conferencias “Psicoanálisis y Sociedad”, organizada por Juventud Grupo Cero, la UAH y el Consejo de Estudiantes de la UAH. Virginia Valdominos fue la encargada de impartir la primera conferencia titulada “La felicidad: ¿una argucia del sistema?” en la que los asistentes tuvieron oportunidad de conversar y reflexionar desde la perspectiva psicoanalítica acerca de cuestiones como qué es la felicidad, las diferentes técnicas utilizadas por el hombre para intentar alcanzarla y por qué al ser humano le resulta tan difícil ser feliz. El número de participantes fue de 100 y el de solicitudes de participación de 140.

Los próximos encuentros nos permitirán seguir conversando sobre otras interesantes materias, objeto de la investigación psicoanalítica:

-Miércoles 11 de Noviembre
EL MALESTAR EN LA CULTURA.
Sergio Aparicio (Médico y Psicoanalista)

- Miércoles 18 de Noviembre
EL PORQUÉ DE LA GUERRA.
Magdalena Salamanca (Psicoanalista)

- Miércoles 25 de Noviembre
INTERÉS DEL PSICOANÁLISIS PARA LA PSICOLOGÍA, LA FILOLOGÍA, LA FILOSOFÍA, LA PEDAGOGÍA Y LA SOCIOLOGÍA.
Manuel Menassa (Psicólogo y Psicoanalista)

- Miércoles 2 de Diciembre
INTERÉS DEL PSICOANÁLISIS PARA LA BIOLOGÍA Y LA MEDICINA.
Alejandra Menassa (Médico y Psicoanalista)

martes, 6 de octubre de 2009

YO (Dámaso Alonso. España, 1898)


"El Grito" de Edvard Munch (1895)


YO

Mi portento inmediato,
mi frenética pasión de cada día,
mi flor, mi ángel de cada instante,
aun como el pan caliente con olor de tu hornada,
aun sumergido en las aguas de Dios,
y en los aires azules del día original del mundo:
dime, dulce amor mío,
dime, presencia incógnita,
45 años de misteriosa compañía,
¿aún no son suficientes
para entregarte, para desvelarte
a tu amigo, a tu hermano,
a tu triste doble?

¡No, no! Dime, alacrán, necrófago,
cadáver que se me está pudriendo encima
desde hace 45 años,
hiena crepuscular,
fétida hidra de 800.000 cabezas,
¿por qué siempre me muestras sólo una cara?
Siempre a cada segundo una cara distinta,
unos ojos crueles,
los ojos de un desconocido,
que me miran sin comprender
(con ese odio del desconocido)
y pasan:
a cada segundo.

Son tus cabezas hediondas, tus cabezas crueles,
oh hidra violácea.

Hace 45 años que te odio,
que te escupo, que te maldigo,
pero no sé a quién maldigo,
a quién odio, a quién escupo.

Dulce,
dulce amor mío incógnito,
45 años hace ya
que te amo.

miércoles, 30 de septiembre de 2009

SONETOS MEDICINALES (ALMAFUERTE)


Incredulidad de Santo Tomás de Caravaggio


¡AVANTI!

Si te postran diez veces, te levantas
Otras diez, otras cien, otras quinientas...
No han de ser tus caídas tan violentas
Ni tampoco, por ley, han de ser tantas.
Con el hambre genial con que las plantas
Asimilan el humus avarientas,
Deglutiendo el rencor de las afrentas
Se formaron los santos y las santas.
Obsesión casi asnal, para ser fuerte,
Nada más necesita la criatura
y en cualquier infeliz se me figura
Que se rompen las garras de la suerte...
¡Todos los incurables tienen cura
Cinco segundos antes de la muerte!

¡PIU AVANTI!

No te des por vencido, ni aún vencido,
No te sientas esclavo, ni aún esclavo,
Trémulo de pavor, piénsate bravo,
y arremete feroz, ya mal herido.
Ten el tesón del clavo enmohecido,
Que ya viejo y ruin vuelve a ser clavo;
No la cobarde intrepidez del pavo
Que amaina su plumaje al primer ruido.
Procede como Dios que nunca llora,
O como Lucifer, que nunca reza,
O como el robledal, cuya grandeza
Necesita del agua y no la implora...
iQue muerda y vocifere vengadora,
Ya rodando en el polvo tu cabeza!

¡MOLTO PIU AVANTI!

Los que vierten sus lágrimas amantes
Sobre las penas que no son sus penas;
Los que olvidan el son de sus cadenas,
Para limar las de los otros antes;
Los que van por el mundo delirantes,
Repartiendo su amor a manos llenas,
Caen, bajo el peso de sus obras buenas
Sucios, enfermos, trágicos... ¡sobrantes!
¡Ah! ¡Nunca quieras remediar entuertos!
¡Nunca sigas impulsos compasivos!
¡Ten los garfios del odio siempre activos,
Y los ojos del Juez siempre despiertos!...
¡Y al echarte en la caja de los muertos,
Menosprecia los llantos de los vivos!

¡MOLTO PIU AVANTI ANCORA!

El mundo miserable es un estrado,
Donde todo es estólido y fingido,
Donde cada anfitrión guarda escondido
Su verdadero ser, tras el tocado.

No digas tu verdad ni al más amado;
No demuestres temor ni al más temido;
No creas que jamás te hayan querido
Por más besos de amor que te hayan dado.
Mira cómo la nieve se deslíe
Sin que apostrofe al sol su labio yerto,
Cómo ansía las nubes el desierto
Sin que a ninguno su ansiedad confíe...
¡Trema como el Infierno; pero ríe!
¡Vive la vida plena, pero muerto!

¡MOLTISSIMO PIU AVANTI ANCORA!

Si en vez de las estúpidas panteras
y los férreos estúpidos leones,
Encerrasen dos flacos mocetones
En esa frágil cárcel de las fieras,
No habrían de yacer noches enteras
En el blando pajar de sus colchones,
Sin esperanzas ya, sin reacciones
Lo mismo que dos plácidos horteras;
Cual Napoleones pensativos, graves,
No como el tigre sanguinario y maula,
Escrutrarían palmo a palmo su aula,
Buscando las rendija, no las llaves...
¡Seas el que tú seas, ya lo sabes:
A escrutar las rendijas de tu jaula!

miércoles, 23 de septiembre de 2009

LA NOCHE EN BLANCO DEL GRUPO CERO: MADRID LLENO DE POESÍA




Madrid, lunes 21 de septiembre de 2009


La cuarta edición de La noche en blanco llegó cargada de poesía. Grupo Cero la celebró con un maratón que atrajo al público durante toda la noche. 35 poetas leyeron poemas de grandes poetas: Rafael Alberti, Dámaso Alonso, Federico García Lorca, César Vallejo, Carilda Oliver Labra, Olga Orozco, Luis Aragon, Vicente Aleixandre, entre otros, la jornada estuvo amenizada con el acompañamiento musical de Indios Grises y Kepa Ríos y con la participación especial de la guitarra de Guido Briscioli.

Miguel Menassa y Carmen Salamanca fueron los maestros de ceremonia de esta noche intensa donde la gran protagonista fue la poesía.

Además hubo música y cine: se proyectó el corto “De mutuo acuerdo”, se rifaron
en distintos momentos de la noche gratuitamente un óleo y varios dibujos de Miguel Menassa y se regalaron libros de los poetas que participaron en el recital.

Cientos de personas disfrutaron de una jornada donde La noche en blanco se llenó de poesía.

miércoles, 26 de agosto de 2009

Psicoanálisis y Poesía: SEÑORA DESNUDA, SEÑORA DEL OLVIDO (JUAN JACOBO BAJARLÍA. Argentina, 1914).



Obra: Leda con el cisne. Autor: Rubens


SEÑORA DESNUDA, SEÑORA DEL OLVIDO

1
Está desnuda, pero no se le ven los senos. Su vientre es una cavidad por donde sueña el mundo. De esa cavidad partió la esperanza.

2
Está desnuda y no tiene ojos, pero mira.
Sabe dónde estás y te sigue.
Cruje en los algodones
cuando la noche llora en tu frente
y camina silenciosa y segura.
Alguien la engendró para medir las palabras
y está desnuda y llena de mundo,
y lo tiene todo y está vacía.

3
Cuando extiende la mano no la ves. La ve el perro cuando aúlla o cuando duele el pecho, el niño cuando te mira o el viejo cuando pide. Todos la ven, pero tú no, porque estás dentro de ella. La ven las tinieblas y la sangre, el grito que se deshace y la ausencia que crece en el muro.

4
Ella es un círculo cuyo centro está en todas partes y la circunferencia en ninguna. Tiene un número que imprime en tu paladar. La cifra es la cantidad de palabras que debes pronunciar. Cuando la cantidad está cubierta, la cifra se borra. Cuando la cifra se borra puedes verla, pero ya nadie te ve.

jueves, 9 de julio de 2009

Psicoanálisis y Poesía: FUGAR (NORMA MENASSA. Argentina, 1938)

Autora: Frida Kahlo Título: Las dos Fridas (1939)


FUGAR


Era imposible detener tanta partida
todos huían.
Venían en tropel las madres,
madres descuartizadas por el dolor
madres dormidas,
madres locas, alcohólicas
madres prostituidas, hambrientas, insaciables.
Tropillas encuadradas marcando
un ritmo de herraduras
venían persiguiendo a los que huían.

Yo, puse mi silla frente al mar
y me quedé esperando,
no escuché a mis espaldas
ningún ruido.
Madres muertas soplaban
suavemente las olas que caían
con gestos desmayados
muy cerca de la orilla.

INVITACIÓN AL RECITAL DE POESÍA DE LA POETA ARGENTINA NORMA MENASSA


lunes, 6 de julio de 2009

Psicoanálisis y Poesía: A LOS HOMBRES FUTUROS (BERTOLT BRECHT. Alemania, 1898)

Cuadro: Marie Bashkirtseff


A los hombres futuros

1
Verdaderamente, vivo en tiempos sombríos.
Es insensata la palabra ingenua. Una frente lisa
revela insensibilidad. El que ríe
es que no ha oído aún la noticia terrible,
aún no le ha llegado.

¡Qué tiempos éstos en que
hablar sobre árboles es casi un crimen
porque supone callar sobre tantas alevosías!
Ese hombre que va tranquilamente por la calle
¿lo encontrarán sus amigos
cuando lo necesiten?

Es cierto que aún me gano la vida.
Pero, creedme, es pura casualidad. Nada
de lo que hago me da derecho a hartarme.
Por casualidad me he librado. (Si mi suerte acabara, estaría perdido).
Me dicen: «¡Come y bebe! ¡Goza de lo que tienes!»
Pero ¿cómo puedo comer y beber
si al hambriento le quito lo que como
y mi vaso de agua le hace falta al sediento?
Y, sin embargo, como y bebo.

Me gustaría ser sabio también.
Los viejos libros explican la sabiduría:
apartarse de las luchas del mundo y transcurrir
sin inquietudes nuestro breve tiempo.
Librarse de la violencia,dar bien por mal,
no satisfacer los deseos y hastaolvidarlos: tal es la sabiduría.
Pero yo no puedo hacer nada de esto:
verdaderamente, vivo en tiempos sombríos.

2
Llegué a las ciudades en tiempos del desorden,
cuando el hambre reinaba.
Me mezclé entre los hombres en tiempos de rebeldía
y me rebelé con ellos.
Así pasé el tiempoque me fue concedido en la tierra.
Mi pan lo comí entre batalla y batalla.
Entre los asesinos dormí.
Hice el amor sin prestarle atención
y contemplé la naturaleza con impaciencia.
Así pasé el tiempoque me fue concedido en la tierra.

En mis tiempos, las calles desembocaban en pantanos.
La palabra me traicionaba al verdugo.
Poco podía yo. Y los poderosos
se sentían más tranquilos, sin mí. Lo sabía.
Así pasé el tiempoque me fue concedido en la tierra.

Escasas eran las fuerzas. La meta
estaba muy lejos aún.
Ya se podía ver claramente, aunque para mí
fuera casi inalcanzable.
Así pasé el tiempoque me fue concedido en la tierra.

3
Vosotros, que surgiréis del marasmo
en el que nosotros nos hemos hundido,
cuando habléis de nuestras debilidades,
pensad también en los tiempos sombríos
de los que os habéis escapado.

Cambiábamos de país como de zapatos
a través de las guerras de clases, y nos desesperábamos
donde sólo había injusticia y nadie se alzaba contra ella.
Y, sin embargo, sabíamos
que también el odio contra la bajeza
desfigura la cara.
También la ira contra la injusticia
pone ronca la voz. Desgraciadamente, nosotros,
que queríamos preparar el camino para la amabilidad
no pudimos ser amables.
Pero vosotros, cuando lleguen los tiempos
en que el hombre sea amigo del hombre,
pensad en nosotros
con indulgencia.

sábado, 25 de abril de 2009

LECCIONES INTRODUCTORIAS AL PSICOANÁLISIS EN LA UNIVERSIDAD DE ALCALÁ DE HENARES

El próximo día 29 de abril dará comienzo el ciclo de conferencias "Lecciones Introductorias al Psicoanálisis" que Juventud Grupo Cero impartirá en la Universidad de Alcalá de Henares. Estás invitado a participar en las mismas.
Fecha: 29 abril, 6, 7, 13 y 14 de mayo.
Lugar: Escuela de Enfermería y Fisioterapia. Aula 4.
Horario: de 10:00 a 12:00.
Contenidos: Actos fallidos; los sueños; el sentido de los síntomas;
la sexualidad humana; la terapia analítica



miércoles, 25 de marzo de 2009

Psicoanálisis y Poesía: ELLA, ÉL Y EL DESEO (María Chévez. Argentina, 1940)


Autor: Marc Chagall. Obra: Der Spaziergang


Él solía sentarse por las noches
a pronunciar palabras de amor.
Ella tejía sus certezas.
Eran como un hombre y una mujer, bailando.
Ella y Él eran un momento de amor,
un sueño que se repite, siempre
interrumpido.
Ella, triste de recursos, era una forzada acompañante,
detenida
al borde del camino, intentaba obstaculizarlo de reproches.
Él, le daba a veces algo de su espalda,
para que ella intentara continuar su muerte-vida.
Él, como los hombres, temía la soledad.
Ella, como las mujeres, envidiaba la indiferencia,
amaba la pereza.
Ella esperaba de él, que él teniendo, ella tendría.
Él sólo tenía lo que aparentaba.
Él aparentaba lo que ella le permitía.
Ella era hierática, muda. Esperaba su premio de amor,
Él era capaz de morir de espanto
ante aquellos ojos apremiantes.
Muerto no estaba obligado a nada.
Él era triste las tardes de otoño.
Ella era la dueña de su cama.
Ella, pobre, ambigua, se aferraba a los barrotes de la cárcel.
Él, aburrido, atónito, lustrábalos.
Ella estaba más allá del bien y del mal.
Él, estaba más acá.
Ella lo quería sin esperanzas.
Él, centauro inoxidable, la amaba sin temor.
Ella era como un hombre.
Él era su mujer.
Ella era como un hombre sin mujer.
Él era como una mujer sin hombre.
Ella era como una mujer, mujer.
Él era como un hombre.
Él era como un hombre muy hombre.
Ella era como una mujer a solas.

jueves, 12 de marzo de 2009

Esta tarde a las 17:00: Entrevista en directo a Sergio Aparicio y Virginia Valdominos en Televisión Guadalajara.

Televisión Guadalajara se puede encontrar en los siguientes canales:

25 Horizontal
36 Horizontal
39 Vertical
44 Horizontal

El canal 25 emite su señal desde "Alto Rey".

Los canales 36, 39 y 44 emiten su señal desde Guadalajara.

También puedes seguir la emisión en directo en:

www.guadalajara.tv

lunes, 16 de febrero de 2009

Psicoanálisis y Poesía: EL SACRIFICIO (Germán Pardo García. Colombia, 1902)


Obra: El rapto de las hijas de Leucipo (1616). Autor: Rubens.

Es este el sacrificio:
amar; oír las voces
de los amados seres
que habitan en nosotros.
Sentir cómo se mueven
con un rumor inmenso
de mares y de bosques.
Mirar sus ojos claros
y sus cabellos puros.
Tocar los mismos árboles
y ver cómo se esconden
idénticos crepúsculos
en almas paralelas.
Saber que si una tarde
divina los hallamos,
seremos de su sombra
las lámparas de bronce.

Oír que nos imploran:
escúchanos y síguenos.
Por nuestra sangre corre
magnífica la vida.
Somos la misma vida.
Nuestro calor es llama
de cumbres y de soles.
La tierra es una imagen
de nuestra semejanza.
Las cosas florecieron
como nuestra virtud.
El musgo de las piedras
cayó de nuestro sueño,
y el agua de los ríos
descansa en nuestro amor.

Y, sin embargo, firmes
en nuestro sacrificio,
cerrar a cal y canto
los ojos y los tímpanos.
No oír jamás las voces
de los amados seres
que habitan en nosotros,
ni ver cómo se mueven
con un rumor inmenso
de mares y de bosques.
Saber que no seremos
el polvo de sus plantas;
la sal de su amargura
ni el goce de sus goces.

Cerrar a cal y canto
los ojos y los tímpanos.
Dejar en nuestro pecho
las manos, cual cerrojos
que guardan un abismo,
y atar a nuestros labios
las iras y las voces.
Bajar hasta unas lágrimas
por un camino lleno
de azules amapolas.
Llevar sobre las sienes
el signo de los mártires.
Beber de unos dorados
esteros que no existen.
Vestir aquella túnica
de la creciente nube.
Y así, con un silencio
de estrellas y de símbolos,
por diáfanas mesetas
y montes de zafiro,
andar hacia las cúpulas
de nuestra claridad,
que están brillando, inmóviles.

martes, 10 de febrero de 2009

Psicoanálisis para todos. Cámara Oculta. Menassa: "Embarazada"

¿Aún no te has decido? Tú también puedes psicoanalizarte.

Historias secretas de musas, putas y otras damas. Juan Jacobo Bajarlía (Argentina, 1914)


Autora: Tamara de Lempika. Obra: La belle Rafaelo


ANA BOLENA

La reina adúltera que perdió la cabeza por los músicos

Segunda esposa de Enrique VIII, Ana Bolena fue decapitada por orden de éste en 1536. La reina tenía 29 años y mantenía relaciones adúlteras con tres músicos de la corte. He aquí la confesión de Marcos, ante uno de los ministros del rey, según lo consigna el español Cristóbal Lozano en el siglo XVII:

“Digo, señor, que estando la reina un día acostada en su cama (...) me mandó que me acercase a ella. Llegué hincando la rodilla junto al lecho, y declaróme su voluntad y aficción. Y esperando ocasión de que el rey se ausentase de la corte, su criada Margarita me llamó una noche. Encerróme en su retrete, y a la hora del silencio, cuando ya todas las demás estaban recogidas, me sacó de allí y me llevó hasta la cama de la reina. Confieso, pues, que entonces, y otras muchas noches, con la misma traza, he ofendido con ella a mi rey, y que merezco el castigo. Nores y Briunton, según cosas que he visto, no están libres de pecado. De esto han manado mis bizarrías, las joyas y dineros. Conque he dicho cuanto pasa”.

Marcos, los otros dos músicos y Margarita también fueron ejecutados. Oros historiadores dirán algo distinto. Lozano lo refirió así y describió una reina impúdica y adúltera. Pero Araäljib, en su enigmático Infolio XIII, recordó que Enrique VIII era sifilítico y protector de un grupo de prostitutas con las que tenía acceso carnal, según lo afirmara mucho después Lo Duca. ¿Cómo, entonces, no le iba a ser infiel Ana Bolena? El sexo también crea el poder y mueve sus monstruos.

jueves, 5 de febrero de 2009

martes, 3 de febrero de 2009

"Fin de los trabajos de Heracles" de GERMÁN PARDO GARCÍA dedicado a VICENTE ALEIXANDRE leído por MENASSA

Grandes Poetas. Vicente Aleixandre (España, 1889).

LA FRONTERA

Si miro tus ojos,
si acerco a tus ojos los míos,
¡oh, cómo leo en ellos retratado todo el pensamiento de mi
[soledad!
Ah, mi desconocida amante a quien día a día estrecho en los
[brazos.
Cuán delicadamente beso despacio, despacísimo,
secretamente
[en tu piel
la delicada frontera que de mí te separa.
Piel preciosa, tibia, presentemente dulce, invisiblemente
[cerrada
que tiene la contextura suave, el color, la entrega de la fina
[magnolia.
Su mismo perfume, que parece decir: "Tuya soy, heme
[entregada al ser que adoro
como una hoja leve, apenas resistente, toda aroma bajo sus
[labios frescos".
Pero no. Yo la beso, a tu piel, finísima, sutil, casi irreal bajo el
[rozar de mi boca,
y te siento del otro lado, inasible, imposible, rehusada,
detrás de tu frontera preciosa, de tu mágica piel inviolable,
separada de mí por tu superficie delicada, por tu severa
[magnolia
cuerpo encerrado débilmente en perfume
que me enloque de distancia y que, envuelto rigurosamente,
[como una diosa de mí te aparta, bajo mis labios mortales.
Déjame entonces con mi beso recorrer la secreta cárcel de mi
[vivir,
piel pálida y olorosa, carnalidad de flor, ramo o perfume,
suave carnación que delicadamente te niega,
mientras cierro los ojos, en la tarde extinguiéndose,
ebrio de tus aromas remotos, inalcanzables,
dueño de ese pétalo entero que tu esencia me niega.

sábado, 24 de enero de 2009

¿Qué es el Inconsciente?

El sistema psíquico también se produce, el Inconsciente se construye. El niño, cuando nace no puede vivir solo. No posee una coordinación motora suficiente, ni desarrollados el sentido de la vista o la autorregulación de su temperatura, de tal forma que la madre, o quien ejerce esa función, se convierte en todo aquello que el niño necesita para no morir. La madre anticipa y calma todas sus necesidades, adquiriendo para el niño un cariz de ser todopoderoso (madre fálica) que le proporciona la vida y asegura su supervivencia, sin la cual él moriría. Al mismo tiempo él se concibe a sí mismo como el objeto de todo deseo de su madre, que sólo vive para amarlo, cuidarlo y protegerlo. El niño, ante la madre, no tiene dimensión sobre su propio cuerpo y viéndola a ella, como si de un espejo se tratase, es su propio cuerpo lo que cree ver, percibiendo a ambos como una unidad.

Sin embargo, llega un momento en que aparece un tercero, o mejor dicho, el niño se da cuenta de la existencia de un tercero que le roba el tiempo y el deseo de su madre. Ahí, el niño se percata de que aparte de él hay otros y de que la madre y él son dos en vez de uno. Así se conoce a sí mismo a través del otro y es el deseo del otro, el deseo de uno mismo. Este otro bien podría ser el padre, pero también un hermano, un trabajo, un ascenso, un libro… el mundo. Y este tercero le impone un prohibición respecto a su madre “¡con tu madre no!” y es entonces cuando el resto del mundo se abre para él. Ahí, cuando el niño se da cuenta de la existencia del otro que le prohíbe a su mamá, aparecen también por primera vez la envidia, los celos, la hostilidad hacia este tercero, el miedo a ser castigado si no renuncia, y por tanto, la primera represión de sus deseos. Esto es lo que hace que el niño se constituya como ser humano.

Esa primera represión del deseo de la madre (represión primordial) constituye la fundación del Inconsciente y el sujeto queda dividido en Inconsciente y consciente. Sin embargo, aunque el deseo se reprima sigue produciendo efectos desde el inconsciente, sobredeterminando los comportamientos, sentimientos, síntomas, sueños, etc. del sujeto.

Con la aparición del tercero, el niño “dividido” puede pasar a comprender la existencia de la sociedad y a desear el mundo. Así, el niño podrá pasar de lo natural, el bebé cachorro de la madre, a lo cultural, el pequeño humano social. El tercero como simbólico. El lenguaje como producto simbólico por antonomasia, nos diferencia de los animales. Por ese proceso de renuncia a la madre hemos pasado todos e Inconsciente, tenemos todos. Su proceso de construcción continúa cada vez, en análisis.

miércoles, 21 de enero de 2009

Grandes Poetas. Olga Orozco (Argentina, 1920)


Autor: Johannes Vermeer. Obra: La joven de la perla.


NO HAY PUERTAS

Con arenas ardientes que labran una cifra de fuego sobre el
tiempo,
con una ley salvaje de animales que acechan el peligro desde
su madriguera,
con el vértigo de mirar hacia arriba,
con tu amor que se enciende de pronto como una lámpara
en medio de la noche,
con pequeños fragmentos de un mundo consagrado para la
idolatría,
con la dulzura de dormir con toda tu piel cubriendo el
costado de] miedo,
a la sombra del ocio que abría tiernamente un abanico de
praderas celestes,
hiciste día a día la soledad que tengo.

Mi soledad está hecha de ti.
Lleva tu nombre en su versión de piedra,
en un silencio tenso donde pueden sonar todas las melodías
del infierno;
camina junto a mi con tu paso vacío,
y tiene, como tú, esa mirada de mirar que me voy más lejos
cada vez,
hasta un fulgor de ayer que se disuelve en lágrimas, en
nunca.

La dejaste a mis puertas como quien abandona la heredera
de un reino del que nadie sale y al que jamás se vuelve.
Y creció por sí sola,
alimentándose con esas hierbas que crecen en los bordes del
recuerdo
y que en las noches de tormenta producen espejismos
misteriosos,
escenas con que las fiebres alimentan sus mejores hogueras.

La he visto así poblar las alamedas con los enmascarados que
inmolan el amor
-personajes de un mármol invencible, ciego y absorto como
la distancia-,
o desplegar en medio de una sala esa lluvia que cae junto
al mar,
lejos, en otra parte,
donde estarás llenando el cuenco de unos años con un agua
de olvido.
Algunas veces sopla sobre mi con el viento del sur
un canto huracanado que se quiebra de pronto en un gemido
en la garganta rota de la dicha,
o trata de borrar con un trozo de esperanza raída
ese adiós que escribiste con sangre de mis sueños en todos
los cristales
para que hiera todo cuanto miro.

Mi soledad es todo cuanto tengo de ti.
Aúlla con tu voz en todos los rincones.
Cuando la nombro con tu nombre
crece como una llaga en las tinieblas.

Y un atardecer levantó frente a mí
esa copa del cielo que tenia un color de álamos mojados
y en la que hemos bebido el vino de eternidad de cada
día,
y la rompió sin saber, para abrirse las venas,
para que tú nacieras como un dios de su espléndido duelo.
Y no pudo morir
y su mirada era la de una loca.

Entonces se abrió un muro
y entraste en este cuarto con una habitación que no tiene
salidas
y en la que estás sentado, contemplándome, en otra soledad
semejante a mi vida.

lunes, 19 de enero de 2009

Grandes Poetas. Federico García Lorca (España 1898). Leído por Menassa

VERDE QUE TE QUIERO VERDE

Grandes Poetas. Antonio Machado (España, 1875)

CAMINANTE NO HAY CAMINO

Todo pasa y todo queda,
pero lo nuestro es pasar,
pasar haciendo caminos,
caminos sobre el mar.

Nunca persequí la gloria,
ni dejar en la memoria
de los hombres mi canción;
yo amo los mundos sutiles,
ingrávidos y gentiles,
como pompas de jabón.

Me gusta verlos pintarse
de sol y grana, volar
bajo el cielo azul, temblar
súbitamente y quebrarse...

Nunca perseguí la gloria.

Caminante, son tus huellas
el camino y nada más;
caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.

Al andar se hace camino
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.

Caminante no hay camino
sino estelas en la mar...

Hace algún tiempo en ese lugar
donde hoy los bosques se visten de espinos
se oyó la voz de un poeta gritar
"Caminante no hay camino,
se hace camino al andar..."

Golpe a golpe, verso a verso...

Murió el poeta lejos del hogar.
Le cubre el polvo de un país vecino.
Al alejarse le vieron llorar.
"Caminante no hay camino,
se hace camino al andar..."

Golpe a golpe, verso a verso...

Cuando el jilguero no puede cantar.
Cuando el poeta es un peregrino,
cuando de nada nos sirve rezar.
"Caminante no hay camino,
se hace camino al andar..."

Golpe a golpe, verso a verso.

viernes, 16 de enero de 2009

El sentido de los síntomas y la Terapia Analítica

Los síntomas de las neurosis poseen -como los actos fallidos y los sueños- un sentido propio y una íntima relación con la vida íntima de las personas en las que surgen. Si bien es cierto que cuanto más individualizado se hace un síntoma, más fácil es establecer esa relación, también los síntomas típicos pueden ser reducidos a sucesos típicos, es decir, comunes a todos los hombres.
Ante una idea sin sentido o un acto sin objeto habrá que descubrir la situación pretérita en la que tales ideas o actos poseyeron sentido y objeto, ya que los síntomas, sueños, lapsus, olvidos, etc. , no son más que manifestaciones disfrazadas de deseos reprimidos en el inconsciente.
Los mecanismos psíquicos que sustentan la enfermedad son los mismos que los de la salud, la diferencia entre la salud y la enfermedad descansa por tanto sobre un factor cuantitativo y no cualitativo. En consecuencia, todas neurosis son curables.
El tratamiento psicoanalítico, al encontrar conflictos que han conducido a la formación de síntomas, intenta remontarse a la raíz de los mismos y producir otro resultado. El tratamiento analítico, impone al médico y al enfermo esfuerzos destinados a levantar resistencias internas que, una vez dominadas, dejan la vida psíquica del paciente modificada de un modo duradero, transportada a un grado evolutivo superior y protegida contra nuevas posibilidades patógenas. Es por tanto la lucha contra las resistencias la labor esencial del tratamiento analítico e implica al enfermo, en cuya ayuda acude el psicoanalista mediante la sugestión que actúa en sentido educativo.
En contra de lo que sucede en otros tratamientos sugestivos, el psicoanálisis trabaja sobre la transferencia que se produce entre paciente y analista y, durante el tratamiento, las resistencias también se transforman en transferencias negativas (hostiles).
Siguiendo la teoría de la libido, el neurótico no puede gozar ni obrar ya que su libido no se haya dirigida sobre ningún objeto real y el paciente se haya obligado a emplear toda su energía para mantener a su libido en estado de represión y protegerse contra sus asaltos. La misión de la terapia consiste en desligar la libido de su adherencia a los síntomas, que procuran al sujeto una satisfacción sustitutiva de sus deseos inconscientes.
Partiendo de la transferencia se crean nuevas ediciones de los antiguos conflictos para que, con las interpretaciones del analista, el paciente llegue a diferentes soluciones ante los mismos, por movilización de todas las fuerzas psíquicas de las que dispone.

Virginia Valdominos a partir de Freud (Lecciones Introductorias al Psicoanálisis: Teoría General de las Neurosis 1916-17).

Psicoanálisis para todos. Cámara Oculta. Menassa: "Furia contenida"

¿Todavía lo estás pensando? Acércate, el psicoanálisis es para todos. Tú también puedes.

jueves, 15 de enero de 2009

El horror de la guerra: las dos caras del ser humano


Obra: Guernica. Autor: Picasso

CÉSAR VALLEJO (Perú, 1892)

MASA

Al fin de la batalla,
y muerto el combatiente, vino hacia él un hombre
y le dijo: «No mueras, te amo tanto!»
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.

Se le acercaron dos y repitiéronle:
«No nos dejes! ¡Valor! ¡Vuelve a la vida!»
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.

Acudieron a él veinte, cien, mil, quinientos mil,
clamando: «Tanto amor, y no poder nada contra la muerte!»
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.

Le rodearon millones de individuos,
con un ruego común: «¡Quédate hermano!»
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.

Entonces, todos los hombres de la tierra
le rodearon; les vio el cadáver triste, emocionado;
incorporóse lentamente,
abrazó al primer hombre; echóse a andar.

¿Quieres estudiar Psicoanálisis?



Más información en www.grupocero.org

Grandes Poetas. Oliveiro Girondo (Argentina, 1891)

HAY QUE BUSCARLO

En la eropsiquis plena de huéspedes entonces meandros de
espera ausencia
enlunadados muslos de estival epicentro
tumultos extradérmicos
excoriaciones fiebre de noche que burmua
y aola aola aola
al abrirse las venas
con un pezlambo inmerso en la nuca del sueño hay que buscarlo
al poema
hay que buscarlo dentro de los plesorbos de ocio
desnudo
desquejido
sin raíces de amnesia
en los lunihemisferios de reflujos de coágulos de espuma de
medusas de arena de los senos o tal vez en andenes con aliento
a zorrino
y a rumiante distancia de santas madres vacas
hincadas
sin aureola
ante charcos de lágrimas que cantan
con un pezvelo en trance debajo de la lengua hay que buscarlo
al poema
hay que buscarlo ignífero superimpuro leso
lúcido beodo
inobvio
entre epitelios de alba o resacas insomnes de soledad en creciente
antes que se dilate la pupila del cero
mientras lo endoinefable encandece los labios de subvoces que
brotan del intrafondo eufónico
con un pezgrifo arco iris en la mínima plaza de la frente hay
que buscarlo
al poema