lunes, 16 de enero de 2012

ACTUALIDAD PSICOANALÍTICA. ENTREVISTA AL DR. MENASSA SOBRE LA MUERTE DE MANUEL FRAGA

He entrevistado al Dr. Menassa esta mañana al respecto de la muerte de Manuel Fraga. Me dijo que lo sentía mucho y que morirse en España es un negocio, que hasta de él se va a hablar bien cuando se muera!

Lo que yo no le dije al Dr. Menassa es que quién sabe si él morirá...

viernes, 13 de enero de 2012

RECITAL DE POESÍA DE LOS HERMANOS MENASSA EN LA FUNDACIÓN PROGRESO Y CULTURA DE UGT


El poeta Miguel Oscar Menassa, escucha atentamente a la poeta Norma Menassa durante el recital.


La escucha atenta de Norma Menassa durante la lectura de poemas de Miguel Menassa



Los dos hermanos poetas recitando en la Fundación Progreso y Cultura



El poeta Miguel Menassa antes de emprender la lectura de uno de sus poemas



Uno camina a veces por las calles de la ciudad y piensa en la guerra, en los cuerpos mutilados, mientras escucha el sonido ensordecedor de las bocinas y siente en sus mucosas el humo de las fábricas y los tubos de escape. Y la palabra crisis, como una honda arrojada con su piedra le golpea a uno la cabeza, una y otra vez, hasta hacerlo sangrar. Entonces, de repente, en el centro del corazón de la ciudad, se abren unas puertas y se traspasa el umbral que nos separa de la poesía y se entra en otro mundo. Allí, digamos por ejemplo un miércoles 11 de Enero del recién estrenado 2012 en la Fundación Progreso y Cultura, dos voces musicales se derraman en la noche madrileña, haciendo la luz en las tinieblas.

La primera voz, con matices irisados, fuerte voz masculina, de hercúlea potencia: Miguel Menassa, que es muchos poetas, es un poeta del pueblo, llano y veraz, como nos muestra en Espejo delirante, es un poeta social, léase la Ley de extranjería, es un poeta lírico, como demuestra desnudando a la poesía en Arte Poética, es un juglar de un amor inexistente, porque como él bien dice, hay almas que hasta que no se las invente, no se las conocerá, y Menassa inventó otra manera de amar, como se hace patente en su bellísima composición: A medida que me acerco a los 70 años. Un amor, que a pesar de burlar a la muerte enmudeciéndola con su belleza, sabe que algún día, morirá. Un amor que renuncia a la eternidad para desplegarse en toda su humanidad.

La Guerra, El Amor y la Poesía pasadas por la pluma, y no es que no haya muertos, ni sangre, ni crisis en este mundo poético, es que ya las palabras no quedan atoradas como un bolo indigerible en la garganta, y lo indecible se recubre de versos, y se hace el mundo transitable, la tristeza bella, el dolor soportable, y la alegría, que tantos estragos produce, cunde más que el pánico, y está permitido mirarse amablemente y sonreírle al compañero, porque estamos de fiesta, y al fin y al cabo, la poesía, permite también el amor. Eso, lo indecible, ha sido dicho sin saber, y una congoja que el caminante ciudadano sentía sobre el pecho se va aliviando, como si una mano caliente se hubiera aplicado sobre ese pecho dolorido.

La segunda voz, Norma Menassa, cuyo timbre es el canto de una mujer serena, sabia caminante por los caminos del poema, también se juega a mostrarnos que la historia de los pueblos, hay que ir a buscarla en los poetas, lean las Democracias me chiflan, y comprenderán al instante, como el poeta es el que deja las señas a los hombres futuros de que hubo otros seres como ellos, que amaron, que se mataron unos a los otros tontamente, por un pedazo de pan o de petróleo, y que después, quitándose el fusil o abandonando el lecho, signaron con su nombre aquellos versos que hablaban de la guerra, del amor o de la poesía. Es imperdible el poema: La poesía no estorba.

Yo me pregunto ¿la energía que tienen los Menassa, ese Goce que demostraban leyendo, esa sonrisa derramada sobre cada poema, con la satisfacción que da brindar al otro el trabajo realizado (no es otra cosa la lectura de poemas). Esa energía la produce el psicoanálisis o la produce la poesía? Para mí no hay duda. Los poetas de 70 años que conozco fuera del círculo Grupo Cero, no gozan de semejante fortaleza, de un ímpetu que habiendo arribado y traspasado las costas de los 70, no declina. La máquina que genera el deseo, es el psicoanálisis. El psicoanálisis que está presente en toda la obra de estos hermanos poetas, que pudieron pensar un amor diferente, un mundo más acá de las guerras, una poesía, donde un sujeto grupal y su deseo son el corazón del poema.


Grupo Cero

martes, 10 de enero de 2012

miércoles, 4 de enero de 2012

PSICOANÁLISIS EN EL CORREDOR DEL HENARES

Resultará difícil poder introducir al psicoanálisis, simultáneamente, a personas que, hoy por primera vez, van a escuchar hablar de psicoanálisis, a personas que hace mucho tiempo escuchan hablar y a personas que ya están por abandonar el campo psicoanalítico.

Esto recuerda que Freud describía tres tipos de sueños. Un primer tipo, que tenía sentido y comprensibilidad, un segundo tipo de sueño, que, si bien, tenía sentido, no tenía comprensibilidad y, por último, un tercer tipo de sueño que ni tenía sentido ni comprensibilidad. Freud, después de algunas idas y vueltas, concluyó que los tres tipos de sueños, eran formas diversas de lo mismo: una realización disfrazada de un deseo sexual, infantil, reprimido.

Si se trata de introducirnos al psicoanálisis, tendríamos que comenzar diciendo, hasta que se nos demuestre lo contrario, que el psicoanálisis es una ciencia y donde verdaderamente lo es, no sólo gozará de los beneficios y de los límites de poseer un sistema teórico, sino que podrá, desde ese sistema teórico, regular los modos de apropiación de lo real.

Por lo tanto no sólo tendremos un prejuicio ideológico, o filosófico o teórico frente a la aparición de esta nueva ciencia, sino que tendremos, también, otro tipo de resistencias, ya que introducirnos al psicoanálisis será, sin más, transformar nuestra vida.


Editorial de "Salud es Poesía" Revista de Psicoanálisis, Medicina y Psicología del Corredor del Henares.